Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Saltear al contenido principal
Barcelona: 93 531 35 63 Madrid: 91 047 03 25 Fuerteventura: 828 690 026 info@clinicasleon.com

La disfunción eréctil o impotencia es la incapacidad para conseguir una buena erección o mantenerla para tener una relación sexual.

Suele afectar mucho la autoconfianza y además produce problemas en las relaciones de pareja, pudiendo ser un signo de una enfermedad no diagnosticada que necesita tratamiento y un factor de riesgo de enfermedades del corazón. Un síntoma muy común es la disminucion del deseo sexual de manera continuada.

Existen causas físicas y psicológicas que pueden producer disfunción eréctil. Entre las enfermedades que pueden producirla están la diabetes, la hipertensión arterial, la arterioesclerosis (vasos sanguíneos obstruídos) y el colesterol elevado.

A nivel psicológico algunos factores de riesgo son el estrés laboral o emocional, trastornos ansiosos o depresivos y problemas en la relación de pareja.

Si no se trata la disfunción eréctil las consecuencias pueden ser muy variadas y comprometer el bienestar del hombre en su vida, como pueden ser ansiedad, baja autoestima, una vida sexual poco feliz e incluso la incapacidad de dejar embarazada a su pareja y así lograr tener hijos.

El tratamiento de la disfunción eréctil es variado y debe ser abordado desde diferentes perspectivas. El control médico de las enfermedades de base, junto a la reducción de hábitos tóxicos como lo son el tabaco y el alcohol son medidas a tomar en cuenta. Además, se usará tratamiento farmacológico tanto para producir vasodilatación para aumentar el flujo sanguíneo como para optimizar la salud hormonal del paciente. Y en casos necesarios, se realizarán tratamiento en la consulta médica con maquinaria diseñada para tales fines. Se realizará control de analítcas para seguir la evolución del tratamiento.

Un buena valoración médica realizada por un especialista es fundamental para lograr los mejores resultados. Y sobre todo, el paciente ha de ser consciente de que esta patología por lo general ha de ser tratada de forma crónica, es decir, por bastante tiempo e incluso de forma permanente, dependiendo de la respuesta al tratamiento y de la salud general del paciente, esto asociado a la edad en que inicie el tratamiento.

Pin It on Pinterest

Volver arriba