Barcelona: 93 531 35 63 Madrid: 91 047 03 25 Ibiza: 87 155 09 02 Fuerteventura: 928 97 10 48 info@clinicasleon.com
Mesoterapia Corporal

Medicina estética corporal

Cada vez son más las personas que deciden mejorar su aspecto corporal con tal de mejorar su autoestima y llevar una vida mucho más tranquila, feliz y sin complejos. La medicina estética corporal es idónea para aquellas personas que quieran modificar alguna parte de su cuerpo, ya sea por su flacidez como por la aparición de manchas o celulitis.

La gran ventaja de la medicina estética corporal es que no requiere de ningún tipo de cirugía, entrada a quirófano ni anestesia, pero ofrece unos grandes resultados a corto tiempo y con un mantenimiento adecuado, también durante años. Estos tratamientos no suelen tener una duración muy elevada ni producen dolor en las personas, ya que están pensados para realizarse sin anestesia y de una forma rápida y sencilla.

Lo mejor de estos tratamientos es que son totalmente personalizados, es decir, se adaptan a las necesidades y preferencias de cada persona con tal de obtener el resultado esperado. De esta forma, cada persona puede escoger el número de sesiones y la intensidad de estas según las recomendaciones del experto que la tratará.

¿Quieres tener más información sobre esta especialidad?

Mesoterapia Corporal

Este tratamiento consiste en inyectar bajo la piel unas sustancias que disuelven la grasa corporal. Para hacerlo se utilizan microinyecciones, es decir, se emplean agujas muy finas para que la persona no sienta ningún tipo de dolor. Las sustancias que se utilizan para realizar este tratamiento pueden variar según las necesidades de cada paciente pero cabe destacar la carnitina, la alcachofa, la cafeína, entre muchos otros.

El nombre de mesoterapia proviene de la capa de la piel en la cual se realizan estas infiltraciones, mesodermo. Las microinyecciones de este tratamiento se aplican directamente en las zonas donde existe una gran acumulación de grasa, las más comunes son las caras externa e interna de los muslos, las rodillas y el abdomen.

La mesoterapia es perfecta para mejorar el contorno de las distintas partes del cuerpo de la persona. Las sustancias que se inyectan, además de eliminar la grasa, activan la circulación sanguínea y linfática en la zona tratada lo cual puede corregir problemas de inflamación y lograr un mejor resultado.

La grasa que se disuelve al realizarse un tratamiento de mesoterapia es llevada por el torrente sanguíneo hacia los riñones, para finalmente, ser eliminada por la orina. Este tratamiento puede tener la duración que la persona requiera y que su especialista vea necesaria, pero dependiendo de la zona a tratar puede durar de 4 a 10 sesiones.

Hiperhidrosis

La Hiperhidrosis es una enfermedad que se caracteriza por el exceso de sudor que se crea en distintas partes del cuerpo de una persona. Este sudor no es causado por altas temperaturas ni situaciones de tensión físico o emocional, sino que ocurre sin motivo aparente. Este problema se suele encontrar más comúnmente en manos, axilas y pies de la persona afectada.

Cuando nuestro cuerpo suda estamos liberando líquidos ricos en sales mediante nuestras glándulas sudoríparas. Esta función es necesaria para mantener la temperatura corporal normal de cada persona. De esta forma, cuando el cuerpo necesita liberar calor utiliza el sudor para reducir la temperatura. La hiperhidrosis, por su parte, supone una sudoración sin que el cuerpo de la persona necesite realmente graduar su temperatura, por lo que es excesiva a innecesaria.

El 2% de la población sufre este problema, y se suele presentar normalmente entre los 25 y 64 años. En el 40% de los casos en los que una persona sufre hiperhidrosis, suele haber algún familiar que también la padece, por lo que se podría denominar como un problema hereditario.

Existen distintos grados de hiperhidrosis que afectan de con mayor o menos gravedad al paciente. Estos grados se diferencian por si afecta directamente o no a la vida diaria de la persona. Para tratar este problema es necesario inyectar toxina botulínica en las zonas afectadas, cosa que reducirá considerablemente la producción de sudor de la persona.

Mesodermolopólisis

Este tratamiento tiene como finalidad eliminar los cúmulos de grasa localizada que se pueden encontrar en distintas partes del cuerpo. Además, este procedimiento garantiza unos resultados definitivos y de forma totalmente natural. La mayoría de personas que optan por este tratamiento para tratar la grasa localizada lo hacen gracias a que no necesitan cirugía ni anestesia, ya que es un tratamiento ambulatorio.

Para disolver la grasa se inyecta una solución con microcánulas directamente dentro del tejido graso. Solo es necesario un único pinchazo por zona para que el producto quede repartido de forma homogénea y sea realmente eficaz. Las sustancias que se utilizan para este tratamiento son biocompatibles y reabsorbibles, tienen como finalidad destruir las células de tejido adiposo para que se elimine la grasa de forma natural a través del sistema linfático.

La gran ventaja de este procedimiento es que en poco tiempo se observan grandes resultados, y si la persona quiere que estos mejores o realizar un tratamiento de mantenimiento, el resultado todavía será mejor y más notable.

Hilos tensores corporales

Este tratamiento es uno de los más revolucionarios de los últimos años, ya que es ideal para aquellas personas que necesiten tratar la flacidez de diversas partes de su cuerpo. La razón por la que muchas personas optan por este procedimiento es que ofrece grandes resultados sin necesidad de entrar en quirófano.

Este tratamiento solo necesita anestesia tópica y se realiza en una consulta durante un período muy corto de tiempo. Los hilos tensores se introducen bajo la piel con una aguja guía que ha sido diseñada especialmente con este fin. Tras haberlos introducido, ayudan a traccionar los tejidos con lo que se produce una estimulación del colágeno que tiene como consecuencia un efecto lifting en la zona corporal tratada.

Los hilos tensores son un tratamiento que se realiza tanto en hombres como mujeres para prevenir la flacidez de algunas zonas de su cuerpo. Estas zonas pueden ser el abdomen, las rodillas, los brazos, los glúteos, entre muchas otras. No existe una edad determinada para realizarse este tratamiento dado que cada persona lo realiza cuando lo cree conveniente.

Pin It on Pinterest