Saltear al contenido principal
Barcelona: 93 531 35 63 Madrid: 91 047 03 25 Fuerteventura: 828 690 026 info@clinicasleon.com

SOBRE LA CAVITACIÓN ULTRASÓNICA.

La cavitación ultrasónica es una técnica no quirúrgica relativamente nueva también conocida como cavitación estética. Implica el uso de ondas ultrasónicas que reducen la adiposidad localizada sin dañar el sistema vascular, que se liberará a través del sistema urinario.

El calor generado por la luz es perfectamente tolerable, siendo un método no invasivo que permite continuar con total normalidad  después de las sesiones. Es posible que aparezca algo de enrojecimiento, pero no causa dolor. Puede realizarse en cualquier parte del cuerpo donde exista grasa localizada.

Es importante resaltar que la cavitación no es un método para bajar de peso sino para moldear el cuerpo. Está especialmente indicado para reducir los llamados “cojines de grasa” en caso de que estos no desaparezcan con dietas y ejercicio.

Los individuos con marcapasos o prótesis metálicas no deben someterse a este procedimiento, así como las mujeres en período de lactancia materna o embarazadas.

El período recomendado entre una sesión y otra es de 7 a 14 días. Debe realizarse junto a una dieta baja en carbohidratos a partir de las cinco de la tarde y es obligatorio beber al menos 1,5 litros de agua después de la sesión, esto para favorecer la eliminación de la grasa, período que se inicia sobre las 72 horas posteriores a la sesión.

Pin It on Pinterest

Volver arriba